Principios básicos Passivhaus

Principios básicos Passivhaus

En esta publicación daremos una visión general de los principios básicos Passivhaus que aplicaremos para alcanzar los valores de referencia del estándar. Nosotros llegamos al Passivhaus buscando una forma de aportarles valor añadido a nuestros proyectos. Nos enganchó su lema “Edificios de bajo consumo a bajo coste”. El estándar no busca conseguir un edificio de bajo consumo a cualquier precio, busca encontrar el justo equilibrio que permita hacer un edificio por costes similares a los de uno tradicional pero con el plus de ser más eficiente. Los edificios Passivhaus se caracterizan además de tener un bajo consumo energético, por el confort de su estabilidad térmica, su gran comportamiento acústico y su magnífica calidad del aire interior. Para construir un edificio de estas características no estamos obligados ha hacerlo con unos determinados materiales o con una determinada forma. Lo que si que se exige es alcanzar los valores de referencia. Como lo hagamos no importa, importa alcanzarlos. Para poder llegar a certificar un edificio como Passivhaus hay una serie de principios básicos que nos ayudarán a conseguirlo.

Aislamiento adecuado

Un buen aislamiento permite mejorar el comportamiento térmico impidiendo que se escape calor en invierno y su entrada en verano. Nuestro acercamiento al Passivhaus se hizo buscando aportar valor añadido a nuestros proyectos de obra nueva, rehabilitación y reforma. El perfil de nuestros clientes suelen ser trabajadores con presupuestos limitados que buscan mejorar su calidad de vida. La aplicación de conceptos Passivhaus permite  optimizar la inversión rebajando drásticamente el consumo energético con respecto a una vivienda tradicional. La rebaja del consumo del edificio no es a cualquier precio. Es importante entender la repercusión a nivel energético de las diferentes soluciones constructivas que nos ofrece el mercado.  Sin duda, conocer esa repercusión nos permite acertar en las solución las más adecuadas y conseguir edificios con costes ajustados.

Evitar los puentes térmicos

Hay que evitar soluciones constructivas en las que no se coloque aislante entre los materiales de acabado interior y exterior. En nuestra cabeza seguro que están síntomas habituales de la existencia de un puente térmico: paredes con manchas de humedad, ventanas mojadas por el interior, suelos levantados…Una vivienda Passivhaus se plantea con soluciones que eviten los puentes térmicos.

Ventanas de altas prestaciones

Una buen marco nos evitará la infiltraciones indeseadas y  un muy buen vidrio nos permitirán mantener la temperatura interior. Es necesario prestar atención a estos elementos para que no se conviertan en un punto débil de nuestra envolvente.

Evitar las infiltraciones de aire

Conseguir una buena estanqueidad nos evita las desagradables corrientes de aire así como pérdidas de calor en invierno . Hay estudios que cifran en un 25% el incremento de gasto energético por perdidas asociadas a las infiltraciones. Para poder garantizar que el edificio tiene un bajo nivel de infiltraciones el estándar obliga a realizar un ensayo denominado blower door y conseguir un valor inferior a 0,60 renovaciones por hora a una presión de 50Pa.

Ventilación controlada con recuperación de calor

Este equipo es el pulmón del edificio. Permite renovar el aire recuperando entre el 75 y el 90% de la energía. Son equipos que consigue extraerle energía al aire viciado antes de expulsarlo al exterior y transferírsela al aire limpio que entra. De esta manera renovamos en aire de todo el edificio sin tener la obligación de abrir las ventanas.  Las ventanas las puede abrir el usuario cuando quiera pero pocos son los que quieren hacerlo cuando las condiciones meteorológicas son malas. ¿Que ventajas tienen instalar este tipo de equipos?

El rendimiento del equipo aumenta o disminuya en función del uso que le estemos dando al edificio. Por tanto, se garantiza un aire limpio en el interior adaptado a las necesidades en cada momento.

Mejora la calidad de vida de los afectados con problemas de alergias a pólenes. El equipo filtra el aire antes de distribuirlo por el interior.

Mejora la capacidad de concentración y el rendimiento académico. Estudios realizados en este campo demuestran que estudiantes  en espacios con aire limpio rinden mejor que en espacio peor ventilados.  Detrás de esta variación en el rendimiento del cerebro está la mayor o menor presencia de oxígeno.

Orientación sur y sistemas de sombreamiento.

Al igual que es importante el aporte solar durante los periodos fríos hay que tener sistemas que eviten que entre en los periodos cálidos para que no nos sobrecaliente el interior. Aprovechan de la orientación, soleamiento y sombreamiento controlado nos permite alcanzar el objetivo del bajo consumo energético con mayor facilidad.

A nosotros nos convenció el sistema desde el primer momento. Si quieres puedes leer nuestras 7 razones para escoger passivhaus